Del lat. respiratĭo, -ōnis. f. Biol.

Acción y efecto de respirar. Aire que se respira. Entrada y salida del aire en un lugar cerrado. En biología, la actividad esencial de los principios inmediatos (fundamentalmente azúcares), con el fin de obtener la energía necesaria para sus procesos vitales. La respiración es uno o todos los procesos empleados para generar energía metabólica, sobre todo en forma de adenosintrifosfato, a partir de la degradación de los alimentos. La respiración celular es el catabolismo del alimento en una célula para liberar energía en forma de ATP. Ver también metabolismo aeróbico y metabolismo anaeróbico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.