Med. y Psicol.

El mecanismo autónomo que dirige la atención a cualquier cosa inusual o distinta. Su función es la de alertar de posible peligro. Es posible, con adiestramiento, controlar esta respuesta. Suele ser útil para los deportistas saber controlar la respuesta de orientación durante la competición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.