Med.

La retención que se logra perforando uno o más agujeros, de 2 a 3 mm de profundidad, en zonas adecuadas de una cavidad para aumentar la resistencia y el sistema de retención.