Med.

El trastorno caracterizado por acúmulos de exudado blanco o amarillento en la parte posterior del fondo de ojo, con depósito de colesterol y restos sanguíneos de hemorragias retinianas y que culmina en la destrucción de la mácula y ceguera.