Med.

La monitorización de la frecuencia, el volumen y el ritmo respiratorio además de la localización mediante sensores que se colocan sobre el tórax y el abdomen y que se utilizan en el tratamiento del asma, la hiperventilación y la ansiedad. La retroalimentación se muestra de forma visual al paciente, para que la pueda emplear para respirar más lenta, profunda y rítmicamente con los músculos abdominales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.