Del lat. reversĭo, -ōnis, f. Gen.

Acción y efecto de revertir. Restitución de algo al estado que tenía. En genética, aparición, en un individuo, de un carácter ancestral lejano, por ejemplo, la aparición de guisantes de color de flores púrpuras por el cruzamiento de dos de flores blancas. Para algunos autores (Babcock y Clausen), la diferencia con el atavismo estriba en que en éste el carácter ancestral que aparece es de un antepasado más próximo (abuelo). Tanto una como otra son modalidades o grados de la recesividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.