Flora Iberica: Hierbas perennes, cespitosas o con rizomas de entrenudos ± largos. Tallos simples, subtrígonos. Hojas generalmente basales o casi, canaliculadas o convolutas, a veces planas en la base. Inflorescencia terminal, en cima paniculiforme o corimbiforme; brácteas inferiores foliáceas; espiguillas numerosas, de sección ± redondeada o algo comprimidas. Glumas en disposición helicoidal, glabras, las inferiores estériles y algo menores que el resto, las medias y superiores fértiles, con el nervio medio muy resaltado, que se prolonga en el ápice formando un mucrón o acúmen ± conspicuo. Flores hermafroditas; perianto formado por (0)1-13 cerdas escábridas. Estambres 2-3. Estilo con 2 estigmas, ensanchado en la base formando un estilopodio de contorno triangular. Aquenios lenticulares, lisos o ± transversalmente rugosos, con el estilopodio persistente en la fructificación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.