Flora Iberica: Arbustos caducifolios, inermes o más raramente espinosos. Tallos con corteza que se desprende fácilmente. Hojas alternas o, a veces, en apariencia fasciculadas en cortas ramillas laterales, simples, palmeadas, con 3-5 lóbulos, pecioladas, sin estípulas, caducas. Inflorescencia racemosa, bracteada; o, a veces, flores solitarias o 2-3 agrupadas en fascículos axilares. Flores actinomorfas, pentámeras, hermafroditas o, a veces, funcionalmente unisexuales –plantas dioicas, pero de flores con rudimentos del sexo contrario–; hipanto tubuloso, campanulado, acopado o rotáceo. Cáliz formado por 5 segmentos libres, petaloideos, mucho más largos que los pétalos. Corola con 5 pétalos libres, muy pequeños, escuamiformes. Estambres 5, episépalos. Ovario ínfero, unilocular, con placentación parietal; estilos 2, ± soldados en la base. Fruto en baya, coronado por el perianto marcescente. Semillas con testa carnosa. N.v.: casis, grosellero negro; port.: groselheira-negra; cat.: cassís.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.