Se aplica a la porción del cerebro a la que concierne la recepción e integración de los impulsos olfatorios.