Flora Iberica: Hierbas anuales o perennes, con indumento de pelos simples o glabrescentes. Tallos foliosos, erectos o ± postrado-ascendentes. Hojas de base ensanchada, con frecuencia ± auriculada, generalmente pecioladas, con limbo de entero a pinnado. Flores en racimos generalmente ebracteados. Sépalos erecto-patentes, los laterales ± elíptico-ovados, no o algo gibosos en la base, los medianos ± elíptico-oblongos, algo cuculados en el ápice. Pétalos algo más pequeños o mayores que los sépalos; limbo más largo que la uña, generalmente obovado, amarillo o blanco. Estambres 6, los laterales algo más cortos que los medianos; anteras romas o apiculadas. Nectarios laterales prominentes; los medianos, menores, que forman un reborde por fuera de cada par de estambres, confluentes con los laterales y generalmente ± abultados en su punto medio, o bien ausentes. Estigma ± bilobado. Frutos en silicua o silícula latisepta, de subglobosa a linear- elipsoidea o incluso linear; valvas comprimidas o convexas, con nervio medio poco marcado o inconspicuo. Semillas dispuestas en 1-3 filas en cada lóculo; cotiledones acumbentes. Número básico: x = 8.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.