Flora Vascular de Andalucía Occidental: Arboles, arbustos o hierbas anuales o perennes. Hojas alternas, simples o compuestas, con estípulos persistentes o caducas. Flores actinomorfas,hermafroditas,rara vez unisexuales. Receptáculo floral plano,cóncavo o convexo, a veces acrescente formando un carpóforo.Cáliz con 4-5 sépalos libres, a veces con epicáliz. Corola con 4-5 pétalos libres, a veces ausentes. Androceo con 1 a numerosos estambres. Gineceo con 1 o numerosos carpelos, generalmente libres o soldados para formar un ovario súpero o ínfero,generalmente con 1-2 primordios seminales por carpelo. Fruto seco o carnoso, simple, múltiple o complejo.

 

Flora Iberica: Árboles, arbustos o hierbas anuales o perennes, a veces con espinas o con aguijones –acúleos epidérmicos– en los tallos o en las hojas. Hojas alternas –también pueden ser opuestas, en especies extraibéricas–, a veces en roseta basal, simples o compuestas; estípulas, que pueden faltar o ser caedizas, unas veces libres, otras soldadas al pecíolo, y otras, además, soldadas también entre sí, por la parte opuesta, para formar un tubo (ócrea). Inflorescencias en general cimosas, axilares o terminales, o, por reducción, flores solitarias. Flores regulares, hermafroditas o unisexuales, hipóginas, períginas o epíginas. Receptáculo de pateniforme a urceolado o lageniforme (hipanto), que puede encerrar ± completamente a los carpelos y ser acrescente o no; zona axial del receptáculo (carpóforo) de ± plana a columnar o cónica, acrescente o no. Sépalos (3-)5(-16), a veces reducidos a unos dientes que coronan el receptáculo; piezas del calículo (epicáliz), que muchas veces faltan, de ordinario en igual número que el de sépalos. Pétalos (3-)5(-16) –de ordinario en igual número que el de sépalos; algunas veces pueden faltar y otras, en especies cultivadas, ser más de 10, por transformación de los estambres–, libres, alternisépalos, de color blanquecino, amarillento, rosado o rojizo. Estambres ordinariamente numerosos –en algunos casos 1-5 ó 10–, con desarrollo centrípeto, libres entre sí o ± soldados en fascículos; anteras con dehiscencia longitudinal o mediante poros apicales; polen tricolporado o hexacolporado, raramente triporado o pantoporado; disco nectarífero intrastaminal, soldado a la parte interna del receptáculo –a veces, el disco es incompleto e incluso nulo–. Carpelos 1-50, libres o ± soldados entre sí, y soldados o no con el receptáculo; estilos, que a veces faltan, terminales, laterales o basales, con frecuencia libres, a veces ± soldados en columna; estigmas papilosos o no; rudimentos seminales de 1 a numerosos por carpelo, anátropos, hemianátropos o campilótropos; placentación axial o marginal. Frutos simples (folículo, aquenio, drupa; muy raramente en cápsula o en baya, en especies extraibéricas), múltiples (polifolículo, poliaquenio, polidrupa) o complejos –unas veces, con los aquenios encerrados en el receptáculo pero no concrescentes con él (úrnula); otras, no encerrados, implantados en la zona axial del receptáculo, seca o carnosa, y acrescente o no; otras, por último, el receptáculo que rodea a los carpelos y es ± concrescente con éstos, finalmente, se hace muy carnoso en la fructificación (pomo)–. Semillas en general ápteras.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *