La intervención obstétrica en la que se emplea un fórceps para rotar la cabeza del feto, situado en el canal del parto en posición transversa o posterior.