Es uno de los cinco determinantes cinemáticos principales de la marcha, que hace referencia a la rotación alternativa de la pelvis a la derecha y a la izquierda del eje central del cuerpo. La rotación pélvica se produce durante la fase de bipedestación de la marcha y consiste en un movimiento circular desde dentro hacia fuera. Durante la locomoción o marcha normal, que se considera un movimiento sinusoidal progresivo, la rotación de la pelvis sirve para reducir al mínimo el desplazamiento vertical del centro de gravedad del organismo.