Es un procedimiento que se usa para tratar la hipertrofia prostática benigna (HPB). Se introduce un instrumento con una sonda pequeña que emite energía de radiofrecuencia baja a través de la uretra hacia la próstata. La energía de la sonda calienta y destruye el tejido de la próstata cercano a la sonda. Esto alivia la presión y mejora el flujo de la orina: también se llama ablación transuretral con aguja y ablación transuretral con radiofrecuencia.