La forma de terapia somática para pacientes agitados. El paciente es envuelto en sábanas frías y húmedas que se calientan por el calor corporal. Se ha señalado que el calor y la inmovilización ejercen un efecto tranquilizador en los pacientes muy agitados.