La caída de agua donde hay un desnivel repentino o en un terreno accidentado.