De or. gall. port. m. Med.

El conjunto de granos o manchas que salen en la piel y que desaparecen pronto: salpullido. El sarpullido es la afección que se caracteriza por picor y erupción cutánea (habones rojos) causados por el bloqueo de las glándulas sudoríparas y la imposibilidad de que el sudor salga con libertad (miliaria). No resulta sorprendente que sea más habitual en los climas cálidos y húmedos. Las personas que viajan de climas templados y frescos a otros cálidos y húmedos son especialmente vulnerables. El tratamiento consiste en evitar el calor y aquellas circunstancias que favorezcan la sudación, aplicar una loción de calamina y tomar una dosis diaria de vitamina C (1 g). Se considera que frotarse el cuerpo con zumo de un limón después de una ducha o baño reduce las posibilidades de que salgan sarpullidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.