La póliza de seguro de responsabilidad profesional que cubre al titular durante el período en el que ocurre un supuesto acto de mala práctica. Se dice que estás pólizas tienen una cola larga, porque el estatuto de limitaciones de las alegaciones sobre mala práctica es ilimitado.