Mitad de la superficie de la esfera, dividida por un círculo máximo, de preferencia el ecuador o un meridiano (hemisferio).