Med.

El pequeño tubo cerrado herméticamente de vidrio o de oro que contiene radón, visible radiológicamente, destinado a ser introducido en los tejidos corporales para el tratamiento de procesos malignos.