Med.

Se aplica al cosquilleo, adormecimiento, pesadez y otras sensaciones que se presentan después de que la aguja de acupuntura se introduce correctamente en el cuerpo. Se puede dar vueltas a la aguja, moverse a lo largo y a lo ancho con diferentes velocidades y a distintas profundidades, calentarse o cargarse con una corriente eléctrica pequeña hasta que se presenta la sensación de qi.