La sensación o percepción que permite a la persona ejecutar movimientos voluntarios, lo que presumiblemente se consigue evocando un engrama sensorial o la memoria del modelo de ese movimiento específico.