Lóg.

La aptitud para situarse correctamente respecto de un determinado punto de referencia.