Med.

Se dice de la capacidad para percibir las sensaciones vibratorias. Los receptores de la vibración del cuerpo se localizan en diversos lugares, desde la superficie de la piel hasta el periostio.