Med.

Se aplica a la forma de septicemia en la que el agente causal es un hongo.