Med.

La reacción fisiológica adversa y brusca de un paciente a medicaciones o drogas intravenosas que son administradas demasiado deprisa. Algunos signos de shock por exceso de rapidez son: rubor facial, cefalea, sensación de opresión precordial, pulso irregular, pérdida de consciencia y parada cardíaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.