Med.

El estado emocional o psicológico que sigue a un traumatismo y que puede producir un comportamiento anómalo. Los tipos más frecuentes son el shock hipovolémico pro pérdida sanguínea y el shock neurogénico por una interrupción de la integridad de la médula espinal.