Voz ingl. m. Med.

La impresión intensa que, debida a un golpe o a una conmoción, altera profundamente el estado mental o los sentimientos de una persona: choque. El shock es un término general para un estado potencialmente mortal de debilidad causado por un trastorno circulatorio cuando la tensión arterial es insuficiente para mantener un riego sanguíneo adecuado a los tejidos. Una persona chocada muestra piel húmeda y fría, pulso rápido y débil, respiración irregular, pupilas dilatadas, y sufrimiento, sed y agitación. El shock puede estar inducido por muchas causas, como deshidratación, un ataque al corazón, una infección de origen bacteriano, reacciones alérgicas, una sobredosis medicamentosa, una lesión grave o una hemorragia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.