Med.

Se aplica al signo que no es típico o característico de una enfermedad particular.