Med.

Se aplica a la anomalía neurológica leve o pequeña que es difícil de detectar o de interpretar.