Med. Dep.

Dícese de la combinación de signo y síntoma que siguen a una conmoción cerebral, como cefalea, irritabilidad, vahído y fatiga mental. El deportista que muestre el síndrome conmocional no debe reanudar la práctica deportiva (sobre todo en deporte de contacto y de choque) hasta que haya desaparecido por completo, porque son especialmente propenso a sufrir lesión grave (ver síndrome por un segundo golpe).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.