Med.

El estado de fatiga crónica muscular tras una infección vírica que no se alivia con el descanso; otros síntomas pueden ser problemas visuales y auditivos, febrícula, rigidez de nuca, polaquiuria e insomnio.