Med.

La ausencia congénita de sensibilidad al dolor a causa de un desarrollo defectuoso de las terminaciones nerviosas sensitivas de la piel.