Es una afección caracterizada por esterilidad, ovarios agrandados, problemas menstruales, concentraciones altas de hormonas masculinas, exceso de pelo en la cara y el cuerpo, acné y obesidad. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen mayor riesgo de padecer de diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón y cáncer de endometrio: también se llama SOP.