Med.

Tríada compuesta por artritis, uretritis y conjuntivitis, por lo general asociada con una infección de las vías urinarias. El síndrome de Reiter puede restringir los movimientos; por lo general, afecta a las articulaciones del tobillo, rodilla y codo. El tratamiento es prolongado y con antibióticos. Hay que evitar el estrés mecánico de la articulación afectada, aunque es importante seguir haciendo ejercicio, bajo la dirección del médico, para mantener la movilidad articular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.