El síndrome caracterizado por una elevación de la temperatura central, de origen endógeno, generalmente con aumento de frecuencia de pulso y respiración acompañada de agitación y malestar general (fiebre).