Med.

La enfermedad renal de origen desconocido, que se caracteriza por hematuria, albuminuria, edema e hipertensión resultante de las alteraciones de los capilares glomerulares.