Med.

Se aplica al síntoma que puede ser la primera indicación del comienzo de una enfermedad.