Del lat. sinus. f. Med. Pat.

La inflamación de los conductos venosos del cráneo que comunican con la nariz: inflamación de un seno óseo. En medicina, afección por la que se produce hinchazón o inflamación del tejido que reviste los senos paranasales (espacios huecos pequeños en los huesos que rodean la nariz). Los senos paranasales están cubiertos por células que elaboran moco. La sinusitis se presenta cuando se acumula demasiado moco o se obstruyen los orificios de los senos. Las infecciones por virus, bacterias u hongos son causas comunes de esta afección. Los signos y síntomas de la sinusitis son dolor de cabeza, dolor o presión en la cara, nariz congestionada o con secreción, dolor de garganta, fiebre, tos, cansancio, mal aliento y disminución del sentido del olfato y el gusto. El riesgo de sinusitis aumenta cuando hay otras afecciones como alergias, pólipos nasales (bultos) u otros problemas en la nariz, un sistema inmunitario debilitado o determinadas enfermedades (como la fibrosis quística). El riesgo también aumenta en las personas que fuman o están expuestas de manera pasiva al humo del tabaco. También se llama rinosinusitis y sinusitis paranasal. En patología, inflamación de los senos paranasales debido a una infección bacteriana. Con el fin de evitar que se prolongue la afección, los deportistas con sinusitis no deberían tomar parte en actividades físicas duras hasta que se resuelva. Los nadadores propensos a la sinusitis deben llevar pinzas nasales durante el entrenamiento y la competición dentro del agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.