Se dice del corismo determinado por una conmoción cualquiera, a condición de que no produzca herida: véase traumatocorismo.