Biol. Anat.

En biología, parte del sistema nervioso autónomo; sus terminales nerviosos liberan acetilcolina como neurotransmisor, y sus acciones tienden a antagonizar las del sistema nervioso simpático. Por ejemplo, el sistema nervioso parasimpático incrementa la secreción de las glándulas salivares, disminuye la frecuencia cardíaca, promueve la digestión (aumentado la perístalsis) y dilata los vasos salguíneos, mientras que el sistema nerviosos simpático estimula los efectos contrarios. En anatomía, parte del sistema nervioso autónomo que presenta terminaciones nerviosas colinérgica, es decir, emplea acetilcolina como neurotransmisor. Suele afectar al cuerpo de modo inverso que el sistema nervioso simpático. Mientra que el sistema nervioso parasimpático ayuda a crear las condiciones corporales internas propias del sueño, el descanso y la digestión, el sistema nervioso simpático prepara el cuerpo para la actividad física. El sistema nervioso parasimpático provoca la constricción de los bronquiolos, el descenso de la frecuencia cardíaca y la constricción de los vasos sanguíneos coronarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.