Med.

Se dice de la acumulación excesiva de líquido en el cuerpo a causa de infusión exagerada excesiva de líquido parenteral o deficiencias en la regulación cardiovascular o renal del volumen de líquido.