Med.

La adaptación de un individuo a un conjunto determinado de conductas relacionadas con un trabajo, especialmente la conducta que se espera que acompañe a un puesto de trabajo determinado.