Med.

Los sonidos anómalos semejantes a los que producen los animales, como el ladrido, emitidos de forma involuntaria; puede ser un signo clínico del síndrome de Gilles de la Tourette.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.