El soplo cardíaco producido por una alteración funcional sin enfermedad o lesión cardíaca estructural, como el soplo relacionado con una anemia.