Med.

La pérdida gradual de la audición por la exposición a ruidos muy fuertes durante un período de tiempo prolongado: tiene una naturaleza neurosensorial y es mayor a las frecuencias más altas. Aunque la pérdida de la audición es al principio temporal, puede llegar a ser permanente si se mantiene la exposición al ruido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.