También se llama síndrome de respuesta inflamatoria sistémica. Es una afección grave por la que se inflama todo el cuerpo. La causa puede ser una infección bacteriana grave (sepsis), un trauma o pancreatitis. Se caracteriza por pulso rápido, presión arterial baja, temperatura del cuerpo alta o baja, y recuento de glóbulos blancos alto o bajo. La afección puede conducir a una insuficiencia orgánica múltiple y a conmoción.