Med.

Se aplica a los episodios de sudoración excesiva durante el sueño. Los sudores nocturnos a veces son abundantes, empapan la ropa y las sábanas, y despiertan a la persona. Estos sudores son un síntoma común de la menopausia, pero también los causan enfermedades o afecciones como infecciones, cáncer, azúcar sanguíneo bajo, trastornos hormonales y afecciones neurológicas. En ocasiones son un efecto secundario de ciertos medicamentos, el tratamiento del cáncer, el exceso de cafeína o alcohol y el consumo de tabaco o drogas: también se llama hiperhidrosis nocturna y sudoración nocturna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.