Med. y Dep.

Lámina amortiguadora de las zapatillas de deporte, entre la suela externa y la plantilla. Constituye el corazón del calzado y determina el grado de dureza o blandura. Los deportistas que golpean el suelo con fuerza al correr suelen beneficiarse de las suelas medias más blandas; quienes tienen un golpeo del suelo más ligero y móvil, se benefician de las suelas medias más duras. La suela media debe combinar dos propiedades antagónicas: debe ser lo bastante fuerte como para resistir la compresión de las fuerzas rotatorias producidas por el pie que golpea el suelo, y lo bastante flexible para que los pies puedan flexionarse durante la fase de despegue al correr y saltar. Las suelas medias que no poseen estas propiedades, o que las pierden por desgaste, tal vez aumenten el riesgo de sufrir lesiones deportivas como fracturas por sobrecarga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.