Es el período después de terminar un tratamiento primario durante el que el paciente sobrevive sin signos ni síntomas de la enfermedad. En un ensayo clínico, medir la supervivencia sin recaída es una manera de comprobar la eficacia de un tratamiento nuevo: también se llama SSE, SSR y supervivencia sin enfermedad.